El nuevo paradigma digital está  afectando a todas las áreas de la empresa y, el área de ventas, no es una excepción.

El comprador está cambiando tanto como está cambiando el mundo:

 

  1. El 75% de los compradores B2B son influidos por los medios sociales, según el Social  Buiyng Study de IDC,
  2. El 57% del proceso de compra, es realizado sin la intervención de proveedor alguno, según el Connect & Sell Study,
  3. Según la Harvard Business Rewiew, más del 90% de las llamadas en frío, no progresan y,
  4. 6,8 son ahora, el número de profesionales implicados en la decisión de compra de productos y servicios

Hace una década, el proceso de venta se iniciaba, por ejemplo, con bases de datos y/o call centers.

Mediante llamadas/correos en frío, lograban, no sin esfuerzo y constancia, abrir las puertas de esos potenciales clientes.

El potencial cliente, esto es clave, entendía que esa era la única forma que tenía el equipo comercial de llegar hasta él y, la única que tenía él, de conocer las soluciones que ofrece un proveedor.

Aunque no era fácil, el comercial lograba su objetivo: la visita a cliente.

El proceso de ventas B2B es complejo, se trata de una venta consultiva con, a veces, largos periodos de maduración. La reunión con el cliente, era, y sigue siendo clave.

Sin embargo, hoy en día, los compradores no quieren tratar con comerciales hasta un momento muy avanzado del proceso de compra.

Pero, ¿qué ha cambiado para que esta fórmula ya no funcione hoy?

¿Qué es el Social Selling?

Internet y la revolución digital lo ha cambiado todo.

Una de las posibilidades que se ha hecho realidad, gracias a Internet, son las nuevas formas de relacionarnos y, las redes sociales, es la principal de todas ellas.

Las redes sociales nos dan la posibilidad de estar conectados con otras personas, en comunidad. Con todos aquellos que estamos conectados, podemos comunicarnos tanto a nivel privado, vía mensaje, como a un nivel social, vía áreas a los que todos tenemos acceso.

Esta es la nueva forma de estar cerca de otras personas, también de aquellos profesionales que pueden estar interesados en tus productos y servicios.

Cada comunidad social es un «micro-mercado» compuesto por parte de tus potenciales clientes, y ante el que tienes la oportunidad única de posicionarte como experto en tu campo de actividad económica ya que, con toda comunidad social tienes la posibilidad de comunicar tu saber-hacer, tu experiencia, conocimientos, áreas de interés profesional, etc. Se trata, como ves, de verdaderas micro-audiencias.

Un uso profesional de las redes sociales, hace que estas personas con las que conectamos, sean los clientes potenciales y actuales que conforman nuestro mercado. Y que las comunicaciones que compartimos con ellos, estén relacionadas con las soluciones de la empresa, y los beneficios que aportan, más que con temas lúdicos, (otro uso de las redes), no relacionados con el objetivo de generar oportunidades de negocio.

Qué es Social selling 2

Observa en la imagen de arriba que, entre todas las comunidades propias, dispongo de más de 30.000 profesionales conectados de forma directa. Una audiencia, nada despreciable, ante la que trato de posicionarme como experto en Linkedin, y no diciendo en mi perfil lo bueno que creo ser, sino compartiendo contenidos de utilidad que así lo ponen de manifiesto.

Como dice el refrán, «hechos son amores, y no buenas razones».

Este punto es clave en el Social Selling: las comunidades sociales, todas ellas, se nutren, permanecen activas, y crecen, gracias a los contenidos que comparten sus miembros.

Una comunidad social en la que sus miembros no comparten contenidos, es una comunidad “muerta”, que no es útil para nadie, porque es imposible el engagement, (la interacción) y el diálogo entre sus miembros.

Otra de las claves del social selling: el engagement, (la interacción) y el diálogo entre sus miembros. Es, de esta manera, como se construye relación y se genera la confianza necesaria que facilita el acercamiento, el paso a una llamada o reunión comercial y, finalmente, a la venta.

Pretender vender, en una red social, sin construir la relación ni generar confianza, por ejemplo, enviando mensajes comerciales a buzón de usuario, es no entender ni cómo funcionan las comunidades sociales, ni los beneficios que el Social Selling aporta.

Social selling y el comprador

Esta posibilidad de estar en redes sociales, la están aprovechando, también, los potenciales clientes para obtener información, de primera mano, sobre sus posibles proveedores, pero sin tener la necesidad de contactar, a nivel personal, con nadie.

Recuerda que el 61% del proceso de compra, se hace sin la intervención del proveedor ni, mucho menos, de su equipo comercial.

La información no solo está en la red, sino que también está en buscadores como Google. Los clientes potenciales pues, tienen acceso a la información como nunca antes, porque la información está disponible con una facilidad que antes era impensable.

Ahora, los clientes potenciales, gracias a pertenecer a diferentes comunidades sociales, están muy cerca, sobre todo, de aquellas empresas que forman parte de estas comunidades.

Cómo funciona el Social Selling

Ahora bien, el Social Selling implica, que las empresas, sobre todo, los vendedores, tienen la necesidad, no solo de estar ahí, sino de estar de forma proactiva, compartiendo contenidos con los que la comunidad social se alimenta.

Una de las reglas de oro del Social Selling es la de “nutrir”, “alimentar” a esa comunidad con información y contenidos de interés para ese mercado al que quieres atraer.

Porque eso, los contenidos y la información, son los alimentos naturales de una red social. Es lo que la mantiene viva, activa, y la hace crecer y reforzar los lazos entre todos sus miembros.

Cómo funciona el social selling 3

Mira en la imagen de arriba, un contenido en vídeo que ya han visto más de 18.000 profesionales y, lo más importante, que me ayuda a ser percibido, es decir, a posicionarme como un experto en mi campo de actividad, ante esas audiencias que he creado a mi alrededor.

Aquellos comerciales que están en redes sociales como Linkedin, de forma pasiva, no están contribuyendo, (alimentando, nutriendo) a su comunidad y, por tanto, ambos, pasan desapercibidos: el equipo comercial, y la empresa en la que trabajan.

Si no hay contenidos, no hay visibilidad y, lo peor, ni el comercial ni su empresa, son relevantes para los potenciales clientes con los que están conectados.

Si crear y compartir contenidos, no pasa a formar parte del saber hacer de la empresa, nunca logrará interactuar con sus clientes potenciales, ni tendrá posibilidad alguna de generar diálogo, ni de influir sobre esos directivos target, ni de crear y construir nuevas relaciones profesionales, ni de generar la confianza suficiente que facilita la venta.

En este nuevo paradigma, las marcas son los nuevos editores, porque el contenido es “la gasolina” que “mueve” las redes sociales, también las profesionales.

El contenido, es lo que genera la interacción y el diálogo entre sus miembros; es lo que da a conocer a la empresa, sus soluciones, y el valor que aporta; es lo que permite que la empresa se sitúe ante su audiencia, los miembros de su comunidad social, cada vez que quiere; es, en resumen, lo que hace que la empresa tenga una identidad digital, es decir, exista en el canal online.

Cómo funciona el social selling

La imagen de arriba forma parte de mi estrategia de Social Selling. Comparto mi sabe-hacer y mi experiencia en Linkedin con mis diferentes comunidades sociales. Digamos que cuanta más profesionales conozcan mi expertise, más oportunidades puedo generar. Cuanto más interesante es el contenido, más interacción genera, y a más profesionales alcanza.

Observa en la parte inferior que, a fecha de esta publicación, este contenido generó más de 2.155 recomendaciones y más de 1.725 comentarios, lo que hizo que el contenido alcanzara a más de 380.000 profesionales. Una pasada teniendo en cuenta que no se trata de publicidad, ni de contenido patrocinado. En este caso, cero euros es lo que me ha costado está fantástica «campaña de promoción».

Sin contenidos, sencillamente, no existes, pasas desapercibido. Es como si estás en un evento, del tipo que sea, pero te mantienes apartado, sin conversar con nadie, en un rincón. Finalmente, nadie repara en ti, como digo, pasas desapercibido.

Porque, ¿quién se lleva la atención de los potenciales clientes en una red social?

Aquellos que más contribuyen a la comunidad, nutriéndola, alimentándola a través de contenidos que son de utilidad para sus clientes potenciales.

¿Quién, finalmente, logra la oportunidad de negocio, es decir, hace un Social Selling efectivo?

Aquel más comprometido con esa comunidad, aportando, sobre todo, contenido relevante para su mercado.

Como casi siempre, no se trata de cantidad, sino de calidad: contenidos que muestren que entiendes a tu cliente y sus necesidades, contenidos que ponen de manifiesto «los problemas» que resuelves a tu mercado.

No solo hay que pensar en lo que tú, como empresa, quieres contar. Debes ponerte en “los zapatos” de tus clientes potenciales para entender, sobre todo, aquello en lo que ellos están más interesados.

Para qué sirve el Social Selling

El Social Selling, combina acciones de marketing y comunicación, con acciones de venta.

Su objetivo es generar oportunidades de negocio, en forma de llamada o de reunión comercial. Y es la forma más efectiva de estar cerca de tus potenciales clientes B2B en el siglo XXI.

Ppara qué sirve el social selling

Gracias al Social Selling y al posicionamiento que generamos ante nuestras audiencias, son los potenciales clientes los que «llaman a tu puerta». Con el Social Selling no vendemos, expresado en términos tradicionales, conseguimos que nos compren. Tienes un buen ejemplo en todas y cada una de la imágenes que aparecen en esta sección

El social selling incide sobre los dos frenos fundamentales de la venta. En primer lugar, que no te conocen, no saben quién eres y, por tanto, no existe la confianza necesaria que facilita la venta.

En segundo lugar, que el cliente no compra cuando tú quieres, sino que lo hace cuando él considera que es el momento adecuado.

Crear esas comunidades sociales de las que venimos hablando, compuestas por decisores, prescriptores y beneficiarios de tus productos y servicios, es la mejor forma de combatir esos dos frenos principales.

para qué sirve el social selling 2

Primero, porque al compartir contenidos, con esa comunidad social ultra-segmentada, lo que hacemos es presentar las soluciones del negocio y el valor que aportan, derribando la falta de conocimiento y de confianza que impide la venta.

Segundo, porque al hacerlo, y mantener las comunidades sociales activas, en diálogo continuo, creando relaciones profesionales basadas en el valor que aportas, estamos cerca de nuestros potenciales y actuales clientes, en el corto, medio y largo plazo. Es decir, estamos ahí, para cuando el cliente decida que ha llegado el momento de comprar.

Los elementos del Social Selling son varios:

.- Las redes sociales, (Linkedin, Facebook, Twitter, Instagram, etc.) que son las plataformas virtuales que nos permiten crear nuestras propias comunidades sociales, es decir, nuestras propias audiencias. Si hablamos de B2B, Linkedin sería la red social por excelencia.

.- Nuestras propias comunidades sociales. Si de nuevo  hablamos de Linkedin, nuestra propia  red de contactos, por ejemplo, es el mejor ejemplo de una comunidad social. También los miembros de los Grupos o la comunidad de Seguidores alrededor de un perfil de empresa, son ejemplos de comunidades sociales específicas.

Todas estas comunidades sociales, deben ser creadas con aquellos directivos y profesionales que forman parte de tu mercado objetivo ya se trate de decisores, prescriptores o beneficiarios de tus productos y servicios

.- Contenidos que nos permitan “alimentar” a esa comunidad, para mantenerla viva, activa, en movimiento, generando diálogo con nuestros potenciales clientes, y creando relaciones basadas en el valor que aporta nuestra empresa.

Para qué sirve el social selling 3

El principal efecto de una estrategia de Social Selling es, como ya comenté más arriba, la generación de oportunidades de negocio por atracción.

Es el cliente el que “llama a nuestra puerta” de forma proactiva. No vendemos, hacemos que nos compren.

Es aquí en donde más se aprecia el efecto de las acciones de marketing y comunicación que tienen lugar en una estrategia de social selling.

El equipo comercial, y la empresa que representan, logran posicionarse, ante los potenciales clientes que forman parte de una comunidad social, como verdaderos expertos en lo suyo. Profesionales capaces de satisfacer las necesidades de la empresa compradora.

Y es que, es importante remarcar, que uno de los logros de una estrategia de social selling es crear marca, tanto para cada miembro del equipo comercial, (lo que llamamos “marca personal”), como en relación a la marca de la empresa que representan.

El social selling, por tanto, no se limita a generar oportunidades de venta, en el sentido tradicional, en el que el equipo comercial, de forma proactiva, “llama a la puerta” de sus clientes potenciales.

La estrategia de social selling, al crear audiencias muy segmentadas, compuestas por el target directivo, y mantener dichas audiencias en permanente comunicación y diálogo, compartiendo contenidos que presentan las soluciones de la empresa que vende y los beneficios que aporta, logra generar ese posicionamiento, altamente positivo, en relación tanto al equipo comercial, como a la empresa para la que trabajan.

Como consecuencia, una parte muy importante de las oportunidades de negocio que genera el Social Selling, como digo, se producen por pura atracción. La empresa no vende, consigue que le compren.

Para qué sirve el social selling 4

Son los contenidos de calidad, compartidos a través de los perfiles de usuario del equipo comercial, (y de todos los miembros de la plantilla que consigamos implicar), los que atraen la atención y el interés sobre nuestra empresa.

Y es ese interés, lo que hace que, de forma proactiva, algunos potenciales clientes se pongan en contacto con nosotros, sin esperar  acción alguna por parte de nuestro equipo comercial.

Es la diferencia entre “tener un producto” o “tener una marca”.

La marca, lo que logra, es que el precio no tenga que ser el principal argumento de venta. La marca confiere a los productos de la empresa un plus que genera confianza e, incluso, que justifica un sobreprecio que el mercado, en muchas ocasiones, está dispuesto a pagar.

En una época en la que todos nosotros, incluso a nivel individual, podemos construir nuestras propias audiencias, no hacerlo o, mejor dicho, hacerlo pero “darles la espalda”, porque no compartimos, no comunicamos, no dialogamos, es desperdiciar una gran oportunidad.

El 85% de las empresas, hoy por hoy, se plantea estar en estas comunidades sociales profesionales, y estar de forma activa, aportando esos contenidos que las hacen, no solo visibles, sino, y sobre todo, relevantes para su mercado.

¿Vas a desaprovechar esta oportunidad de situarte, cada día, en el corto, medio y largo plazo, ante esos potenciales clientes que son clave para el desarrollo de tu negocio?

Linkedin, incluso ha desarrollado un índice, el llamado SSI de Linkedin o, lo que es lo mismo, Social Selling Index de Linkedin, que mide tu competencia como Social Seller, y que más abajo explico en detalle.

Qué es el índice SSI de Linkedin

El índice SSI de Linkedin es un indicador de tu actividad y competencia en Linkedin. El índice se compone de cuatro factores que miden la eficacia con la que estableces:

  1. Tu marca profesional
  2. Localizas al target de interés
  3. Interactúas aportando información
  4. Creas relaciones

Social Selling Linkedin

En la imagen de arriba aparecen los cuatro factores antes mencionados que, como puedes ver, puntúan de cero a veinticinco, lo que hace que el índice SSI sea siempre una puntuación entre cero y cien puntos.

En la imagen también aparece cómo puntúo en cada uno de esos factores, es decir, lo bien o mal que lo estoy haciendo en cada factor. Por una parte, localizo y atraigo a mi perfil, a profesionales target, directivos que pueden estar interesados en incluir Linkedin en su estrategia de negocio. Observa que en ese factor puntúo 19,57 sobre 25.

Por otro lado, mi marca personal en Linkedin parece estar bien establecida, ya que estoy en 21,85 sobre 25.

Sin embargo, en los otros dos factores hay margen de mejora. Mi índice SSI, a través del factor “interactúa ofreciendo información”, me indica que debería incrementar la compartición de contenidos con mi red, una de las mejores formas de aportar valor a mi comunidad profesional.

Así mismo, en el factor “crear relaciones”, aparece un 15,8 sobre 25. Este dato me está indicando que mi estrategia, centrada en generación de marca, está demasiado volcada en acciones pull o de atracción, desatendiendo las acciones push como la de invitar a conectar.

Linkedin también compara tu índice SSI con el de tu sector y con los profesionales que forman parte de tu red de contactos.

índice SSI de Linkedin

Si observas el dato de la parte izquierda de la imagen, se muestra que el índice SSI medio de los profesionales del sector “Internet” que ponen el foco en la generación de negocio, es de 24 sobre 100. Por su parte, si observas el dato de la derecha, el índice SSI medio de mi red de contactos, es de 48 sobre 100, en ambos casos, y sin querer ponerme de ejemplo de nada, muy por debajo del mío. Este dato, deja claro, que el sector Internet está lejos de considerar Linkedin como un canal de generación de leads y negocio. Entramos aquí, en la siguiente cuestión.

Por qué importa el índice SSI de Linkedin

Lo que de verdad estoy preguntando aquí es: ¿podemos vincular el índice SSI de un perfil de usuario, con su capacidad para generar leads de negocio?, ¿Altas puntuaciones en el índice SSI significa que ese usuario consigue un alto número de leads y negocio?

Voy a tratar de mostrar que no solo es posible hacerlo, sino que, además, es necesario.

Proyecto: generación de leads de negocio

Este es un proyecto que tiene por objetivo la generación de leads de negocio. En esta primera etapa, el posicionamiento de la marca no es primordial, por lo que solo se comparte un contenido al día, normalmente, contenido sectorial de terceros, es decir, no generados por la marca.

Índice SSI Linkedin

Como puedes ver, el factor “establece la marca profesional”, es el peor calificado. Como acabo de comentar, porque no es el objetivo en esta primera fase del proyecto.

El tercer factor, “interactúa ofreciendo información”, presenta una puntuación de 16,95 sobre 25. Estamos muy satisfechos con este score porque confirma algo que ya sabemos, esto es, que el contenido sectorial compartido genera interacción. Posiblemente, en cuanto la marca genere contenido propio, comenzaremos, con eficacia, a posicionar la marca de la empresa cliente.

Los factores segundo y cuarto, son los que están más relacionados con el objetivo indicado para este proyecto: la generación de oportunidades de negocio.

Como indica el factor número dos, estamos localizando el target decisor que interesa, en donde se puntúa 21 de 25 pero, sobre todo, como indica el cuarto factor, estamos creando relaciones nuevas que nos acercan al objetivo marcado, obteniendo la máxima puntuación posible, 25 sobre 25.

En este proyecto, en el que gestionamos dos perfiles de usuario de dos directivos de la compañía cliente, estamos generando 40 oportunidades de negocio cada mes. Estamos hablando de Linkedin, por lo que sabes que los leads generados son de muy alta calidad ya que nos dirigimos, única y exclusivamente, al target decisor, esto es, a aquellos directivos implicados en el proceso de compra.

Para terminar con este proyecto, la gestión profesional de los perfiles de usuario, presenta también grandes diferencias cuando los comparamos con los índices SSI de otros profesionales de la venta, dentro ese mismo sector.

índice SSI Linkedin compardo con sector

El índice SSI medio de esos profesionales en el sector en cuestión es de 17, frente a los 76 que obtenemos nosotros. Como ves, un alto índice SSI, conlleva la generación de un número importante de leads. Estimamos, así mismo, que una baja puntuación en el índice SSI, conlleva baja actividad y poca competencia en los diferentes factores que componen el índice, por tanto, poca capacidad para generar leads de negocio.

Nuestra empresa cliente, al utilizar Linkedin como uno de sus canales de generación de leads, aprovecha la inactividad del sector en esta plataforma que, seguramente, seguirá concibiendola como una herramienta para reclutar o para buscar empleo pero, nunca, como una plataforma para generar oportunidades de negocio y ventas. Peor para ellos, y mejor para mi empresa cliente. De hecho, más del  52% de las visitas a clientes potenciales realizadas durante el año 2015, las ha generado a través de Linkedin.

Proyecto: Posicionamiento de marca y generación de leads de negocio

Como puedes observar en la imagen de abajo, el factor “establecer tu marca profesional” presenta una alta valoración, 20 sobre 25. Nos indica que se está haciendo un buen trabajo posicionando la marca ante el mercado potencial objetivo.

índice SSI Linkedin

El segundo factor, precisamente, habla de eso, de “localizar a tu mercado objetivo”. El SSI de Linkedin, en este perfil de usuario, nos confirma que también ahí se está acertando. Con una puntuación de 20,31 sobre 25, el índice nos ratifica en lo que ya sabíamos, que estamos atrayendo, a la vez que, invitando a conectar, al target decisor adecuado.

Como he comentado ya, el objetivo de este proyecto es tanto de posicionamiento de marca ante comunidades profesionales muy segmentadas, como de  generación de oportunidades de negocio. Si observas la imagen de arriba, de nuevo, lo petamos en el último factor, “crear relaciones profesionales nuevas” que, claro está, acerquen a nuestra compañía cliente, a sus objetivos de negocio. 25 sobre 25, indica que la competencia de este perfil de usuario es máxima a la hora de construir la relación. Y cuando inviertes en construir la relación lo que consigues es generar más oportunidades de venta que la media de tu sector.

En concreto, en este proyecto se han generado, durante el último mes, 25 leads de negocio en cada uno de los perfiles implicados en el mismo.

Aunque dispongo de más casos, los demás proyectos no aportan nada diferente a lo ya expuesto. Los datos  dejan ya claro que el índice SSI, Social Selling Index de Linkedin correlaciona, positivamente, con la generación de oportunidades de negocio.

Puntuaciones altas en el índice SSI, implica un proyecto que, sin duda, va a generar muchos  más leads de negocio que la media de su sector, en esta red profesional. Por su parte, bajas puntuación en el índice, conlleva poca competencia en cada uno de los factores que lo conforman y, por tanto, escasa capacidad para generar negocio en esta red profesional.

Cómo mejorar el índice SSI de Linkedin

Linkedin, lo digo muchas veces, es, entre otras cosas, un mapa profesional. Pero, como todo mapa, solo se consulta cuando has definido un destino. Sin ese horizonte, no tenemos criterio para decidir a quién invitamos o dejamos de invitar, qué invitaciones aceptamos, y cómo, en definitiva, construyes tu red profesional.

Al mismo tiempo, Linkedin, como ya has visto más arriba, es también una herramienta de marketing personal porque, desde nuestros perfiles de usuario, nos permite alcanzar grandes audiencias profesionales. Y es que, el que construye una red lo que, verdaderamente, está construyendo, es su propia audiencia.

Pero claro, otra vez nos encontramos con el mismo problema. Si la ausencia de objetivos, conlleva el desarrollo de una red “variopinta”, poco o nada segmentada, y lejos de tus intereses profesionales, la posibilidad de generar oportunidades de negocio es realmente baja.

Ya conoces los cuatro factores que puntúan el índice SSI de Linkedin. Ser activo en cada uno de ellos es clave para lograr resultados de negocio.

 

Evolución índice SSI Linkedin

 

En la imagen de arriba, puedes observar la evolución del índice SSI de Linkedin en un nuevo proyecto que comenzamos hace tan solo dos semanas. Como ves, en ese corto periodo de tiempo ha pasado de los 32,45 puntos, del momento en que nos hicimos cargo del proyecto, a los 66,99 puntos actuales.

Este proyecto tiene el doble objetivo ya mencionado en uno de los casos expuestos anteriormente, por un lado, el posicionamiento de la marca y, por otro, la generación de leads de negocio. En el proyecto, están implicados cuatro perfiles de directivos de la empresa cliente. Todos ellos, presentan un índice SSI muy similar.

Índice SSI Linkedin

Factor “localizar a la gente adecuada”

En tan solo dos semanas, en su red de contacto de primer nivel de relación, o contacto directo, ya hay más de 700 directivos objetivo.  El score es de 21 sobre 25

 Factor “establecer tu marca profesional”

Con todos ellos, se han compartido, en este breve espacio de tiempo,  más de 10 contenidos de valor. Dos semanas es muy poco tiempo para que tenga efecto sobre este factor, aún así, ya estamos en valores medios, 12,5 sobre 25. En dos meses tendremos un mejor reflejo del trabajo que estamos realizando en este campo.

Factor “interactúa ofreciendo información”

Como he dicho en el anterior punto, compartimos contenidos diariamente y, muy importante, siempre respondemos a los comentarios y agradecemos las recomendaciones. Si quieres interacción, nunca puedes dar “la callada por respuesta”.

Factor “crear relaciones”

Construir la relación conlleva entender bien a tu cliente para darle lo que necesita y/o desea.  No se trata tanto de pedir como de dar, ofrecer algo valioso. Por ejemplo, en este proyecto, una vez al mes, se les va a facilitar estudios y/o informes de alto valor añadido. Se pretende vincular la marca con valor, con utilidad, con generosidad. Como el proyecto acaba de comenzar, solo hemos podido hacer esto una sola vez. Pues bien, solo en los últimos cinco días, hemos recibido cerca de 300 respuestas de agradecimiento que proceden, en un 99%, del target directivo que queremos seducir.

Cómo acceder a tu índice SSI de Linkedin

Con tu cuenta de Linkedin abierta, solo has de pinchar en este enlace:

https://www.linkedin.com/sales/ssi

 

En fin, podemos decir que el Social Selling Index es una métrica que te va a permitir evaluar la bondad de tus estrategia de Social Selling, implementada a través de perfiles de usuario, en Linkedin.

Los beneficios ya los hemos mencionado en varias ocasiones: posicionamiento de experto ante audiencias profesionales altamente segmentadas, generación de marca propia y corporativa, construcción de relaciones basadas en la confianza, atracción de clientes potenciales que ya han tomado o están a punto de tomar la decisión de comprar.

Ahora, gracias al índice SSI, Social Selling Index, disponemos también de una métrica adecuada que nos ayuda a entender qué estamos haciendo bien y en qué podemos mejorar. Pero, y esto es importante, también ahora, sabemos que un alto índice SSI, que conlleva una alta competencia en los diferentes factores que lo conforman, lo que implica, también, es una alta capacidad para generar oportunidades de negocio.

Desde este enlace vas a entender mejor qué es Linkedin, cuáles son los proyectos para los que es clave de éxito y cómo funciona. Y, si lo que te interesa es convertir Linkedin en un canal de generación de leads y negocio, entra en Linkedin empresas para ver las diferentes estrategias entre las grandes compañías y las pequeñas y medianas empresas.