Juegos, visibilidad y conversión en Linkedin

Juegos en Linkedin Desde hace ya algún tiempo me llama la atención el uso, cada vez mayor, de juegos y contenidos de poco valor  añadido en Linkedin.  No me refiero a las también, cada vez más abundantes, imágenes con frases motivadoras,  sino a simples juegos: adivinanzas, sopas  de letras, sencillos “problemas” matemáticos, etc.

Juegos en Linkedin

Observa, y alucina conmigo, al ver los más de 2.000 comentarios, y las 232 recomendaciones generadas por un contenido que entretiene, “divierte” pero que, en ningún caso, aporta utilidad ni ayuda a las comunidades en las cuales se comparte.

¿Por qué tiene éxito este tipo de contenidos en una red profesional?, ¿nos ayudan a lograr nuestros objetivos profesionales? 

Mira ahora la imagen de abajo. No, no has tomado ningún alucinógeno. ¡Más de 14.000 comentarios y 1.100 recomendaciones! Imagina la difusión que este contenido ha podido alcanzar. Cada uno de esos comentarios, y de esas recomendaciones, hace que el contenido en cuestión alcance la red de contactos del profesional que lo ha realizado.

 Juegos en Linkedin

Si cada uno de los profesionales que ha interactuado con ese contenido, tiene 300 contactos, que puede ser una media aceptable, significa que dicho contenido ha llegado a las páginas de inicio de más de 4.500.000 de profesionales. ¡Qué pena que solo aporte entretenimiento! ¿O quizá, no?

En Linkedin, tanto profesionales como empresas, utilizamos los contenidos para atraer la atención de los miembros de las comunidades profesionales de las cuales formamos parte. Los contenidos, podemos decir, son las herramientas que nos permiten situar nuestra marca personal o de empresa, frente a las comunidades ante las cuales queremos ganar exposición, visibilidad. Pero, ¿es esto suficiente cuando queremos generar oportunidades profesionales de empleo o de negocio?

Juegos matemáticos en Linkedin

Los contenidos, al menos en Linkedin, no son solo instrumentos a través de las cuales incrementamos nuestros niveles de exposición, sino que son herramientas, a través de las cuales podemos ayudar, asistir, apoyar, facilitar a esas comunidades, el logro de sus objetivos profesionales.

En esta idea hay dos factores que me entusiasman. Por un lado, el ya mencionado valor, entendido como utilidad, en el sentido ya comentado de asistencia. Sin ella, podremos ser muy visibles pero, me temo, que seremos rápidamente olvidados.

Por otro, la idea de generosidad implícita en el concepto de “contenidos útiles”. Me explico, vas a contar cosas que tienen un valor real y que, por tanto, podrías monetizar y, sin embargo, las vas a poner a disposición de tu mercado potencial de forma gratuita es decir, de una forma generosa.

Lo que no debes olvidar, si no lo acabas de ver, es que crear marca significa, dejar huella, y no hay mejor manera de conseguirlo que ayudando a otros a hacer las cosas mejor, a conseguir las metas profesionales que se han propuesto. ¿Qué significa, sino, aportar valor a tus comunidades?

Te puede interesar:  "Resume Builder" de Linkedin te ayuda a crear tu Curriculum Vitae

Prefiero estrategias de contenido como la Justin Cutroni, y su fantástico blog sobre analítica web, tan fantástico que Google se lo ha llevado a sus filas. O las de Seomoz, uno de los blogs referentes en el mundo del SEO, siempre analizando, investigando y abriendo nuevos caminos a los demás, y demostrando, de paso, que están en la vanguardia de esa especialidad profesional. También, salvando las distancias, la estrategia de Hubspot, más comercial, y que combina posts, ebooks y webinars en su plan de contenidos, con lo que capta leads de negocio pero, al tiempo que demuestra el valor, la utilidad que aporta a sus comunidades profesionales.

Todos son buenos ejemplos de cómo ser útil a tu mercado y, por ello, buenos ejemplos de cómo hay que estar en red para sacar partido de la interconectividad en la que ésta descansa. Es la “nueva”, mejor y menos agresiva forma de convertirte en relevante para ese mercado con el que compartes comunidad. Y es que, o somos de alguna utilidad para nuestras comunidades profesionales ó terminaremos, más pronto que tarde, sustituidos por aquellos que cuentan cosas que, de verdad, nos ayudan a avanzar.

Pero cuidado, ¿esto implica el menosprecio de los juegos y «adivinanzas» comentadas? ¿Podemos aprovechar, de alguna manera, el efecto difusor que estos contenidos demuestran? ¿Deberíamos poder incluir dichos contenidos en nuestro plan de contenidos profesional?

M&M Concurso Linkedin

Me parece que la respuesta es obvia. Debemos incluirlos pero, sin abusar y con muciha prudencia, sobre todo, porque su uso, no tiene por qué ser fácil en absoluto. Lo que está claro es que la diversión, la risa, forma parte de nuestra vida, también de la vida profesional y que, por tanto, despreciar este tipo de contenidos podría ser un error tan grande como abusar de ellos. Ahora bien, no olvides que, si lo que quieres es generar oportunidades profesionales, lo que hay que demostrar no es tu sentido del humor, sino el saber-hacer que has atesorado con los años, y los beneficios que puedes aportar a tu mercado.

No nos dejemos seducir por el espejismo de la visibilidad porque no es suficiente. En Linkedin lograr que el usuario que contempla tu perfil, pase a la acción, no es nada fácil. Observar lo que ya se está haciendo, reflexionar, tratar de mejorar lo que hay, son partes del camino que has de recorrer, y que puede ayudarte a dejar esa huella que garantiza, aunque no para siempre, más oportunidades, más negocio, más estabilidad, más empleabilidad.