Linkedin Pulse portadaLinkedin Pulse es, hablando claro, un blog vinculado con tu perfil personal. Un blog que te permite enriquecer dicho perfil con contenidos que ponen de manifiesto tu experiencia, tu formación, tus áreas de interés profesional etc.

Linkedin es consciente de que, al tratarse de una red profesional, utilizada, además, por el 90% de los reclutadores, a nivel mundial, para captar talento, muchos de sus usuarios están en Linkedin con el único objetivo de ser encontrados. Se trata, por decirlo así, de usuarios pasivos que, aunque están en Linkedin, no gestionan su presencia.

Como toda red social, Linkedin quiere usuarios activos. El no serlo conlleva, para el usuario, el efecto contrario al deseado, esto es, el pasar desapercibido, lo que a su vez produce, en este caso para Linkedin, que se pierda el interés por dicha red, se vaya diciendo por ahí que Linkedin no  sirve para nada y que, finalmente, se de de baja o, lo que es lo mismo, entre en la red muy de tarde en tarde.

Cómo entro en Linkedin Pulse

Dirígete a tu Página de Inicio. Una vez aquí, en la parte superior de dicha página veras la caja para compartir actualizaciones y, justo en su parte inferior izquierda, tienes la opción «Escribir un artículo».

Cómo acceder a Linkedin Pulse

Presiona sobre esta opción y estarás en Linkedin Pulse, la plataforma de blogging que Linkedin pone a tu disposición y que, convierte tu perfil Linkedin en un recurso de marketing personal, es decir, en mucho más que un simple curriculum vitae.

Y es que, si te preguntas qué es Linkedin, he de decirte que también es una herramienta de marketing y comunicación que te ayuda a darte de a conocer ante audiencias de tu interés.

En primer lugar, ante tu propia red de contactos, tu primera y más importante audiencia, que debe construirse teniendo en cuenta tus objetivos profesionales. Para ello, saber cómo utilizar la búsqueda avanzada en Linkedin, es clave de éxito.

Esos objetivos te ayudarán a decidir qué profesionales y directivos, de qué sectores, áreas funcionales y cargos, quieres tener cerca de ti.

Y en segundo lugar, en infinidad de Grupos de Linkedin. Foros compuestos por decenas de miles de profesionales y directivos con intereses muy concretos. Audiencias pues muy segmentadas, y que te permiten alcanzar a profesionales que no forman parte de tu red de contactos directos.

Cómo Funciona Linkedin Pulse

Una vez has presionado sobre la opción «Escribir un artículo», como te comentaba antes, ya estás dentro en Linkedin Pulse.

Cómo acceder a Linkedin Pulse 2

Expliquemos un poco los diferentes elementos que aparecen en la imagen de arriba.

En la parte superior, tienes las herramientas típicas de un procesador de textos. La posibilidad de escribir en «negrita», en «cursiva», o subrayar parte del texto. Poder añadir «bullets points» y «numerales». «Las comillas» para destacar o citar textos de los que no eres autor, y el icono con forma de clip que te permite enriquecer tu propio artículo con enlaces a otras fuentes, que pueden ser propias, a otros artículos propios, o ajenas, de terceros autores.

Observa que en la parte central, aparecen dos iconos, que quieren representar un par de fotografías, unidos por el signo +. Aquí es donde presionas para subir una imagen que será el encabezamiento del post o artículo, y que tiene un efecto muy positivo en el número de visitas al post en cuestión.

Linkedin Pulse añadir foto

Observa que ya he introducido la imagen y que, justo debajo, Linkedin Pulse, te permite añadir un subtitulo al artículo. En este caso, he decidido incluir la frase «para darte a conocer ante audiencias profesionales muy segmentadas».

Trata de que el subtítulo exprese el beneficio principal que tu audiencia va a conseguir al leer el post.

Justo debajo, aparece «El Titular». Como ves ya viene determinado el tamaño del mismo. No haces de nada al respecto. Lo único de lo que debes asegurarte es en elegir un título que enganche y atraiga a la audiencia a la que quieres «seducir».

Linkedin Pulse el título

Por ejemplo, este artículo podríamos titularlo: «Linkedin Pulse, un blog vinculado a tu Perfil Linkedin» que, junto al subtítulo que aparece bajo la fotografía del encabezamiento, creo que, por un lado, es atractivo y, por otro, expresa bien lo que el lector va a encontrar en el artículo.

Para terminar con las diferentes secciones de tu blog en Linkedin Pulse, una vez tienes el título, ya solo queda que comiences a escribir.

Observa que, a lo largo del texto, y en todo momento, puedes enriquecerlo con vídeo, más imágenes, enlaces, diapositivas y fragmentos.

Linkedin Pulse el texto

De esta forma, seguimos enriqueciendo el artículo al tiempo que lo hacemos más dinámico y entretenido, al combinar formatos diferentes que, además, exigen un menor esfuerzo al lector.

Introducir un vídeo que muestra cómo funciona uno de tus productos, es siempre más eficaz que si lo explicas con palabras, por muy bien elegidas que estén.

Introducir un power point que transmita tu conocimiento de un sector y de lo que, para ti, son las tendencias de los próximos años, es también una buena manera de demostrar tu experiencia y saber-hacer.

Para qué sirve Linkedin Pulse

En fin que, si Linkedin pone a nuestra disposición utilidades que nos permiten darnos a conocer antes audiencias de nuestro interés, ¿cómo no aprovechar la oportunidad?

Pues aunque la pregunta parece sencilla y la respuesta, al menos aparentemente, también, la realidad es que solo el 2,5% de los usuarios de Linkedin en España, ya más de 10 millones de profesionales, son activos a la hora de crear y compartir contenidos propios o de terceros.

Linkedin Pulse usuarios activos

¿Un sin sentido?. No lo sé. Lo que si sé es que es una gran oportunidad de diferenciarnos y de generar marca, al tiempo que incrementamos nuestra empleabilidad o nuestra capacidad de generar oportunidades profesionales de todo tipo: más llamadas, más propuestas, más proyectos, más negocio.

En un mundo conectado, como en el que vivimos, en donde disponemos de herramientas que nos permiten comunicar con redes profesionales, muy amplias a la vez que  segmentadas, es ya posible crear y gestionar nuestra propia marca, tal y como hasta hace unos pocos años, podían hacer, únicamente, las empresas.

Linkedin es ese lugar en donde construimos nuestras propias audiencias profesionales. No comunicar, no compartir, no darnos a conocer, significa desperdiciar un recurso de marketing personal brutal.

Que en definitiva es lo que es Linkedin. No, no es un curriculum online. No, no es repositorio de contactos. No, no es un lugar para ser encontrado.

Linkedin es un recurso de marketing personal que te permite generar marca propia e incrementar, de esa forma, tu capacidad para generar y crear tus propias oportunidades profesionales, que pueden ser de negocio o de empleo, dependiendo de lo que quieras conseguir en Linkedin.

 

Linkedin Pulse y tu Perfil linkedin

Los posts o artículos que creas en Linkedin Pulse, aparecen en tu perfil, enriqueciéndolo.  De esta forma, tus contactos directos y todos aquellos profesionales que lo visitan, pueden entender mejor tu saber-hacer, tu experiencia y lo que puedes hacer por ellos.

Linkedin pulse y el perfil Linkedin

Observa la imagen de arriba. Esta sección se añade a tu perfil cuando eres activo creando y compartiendo contenidos.

De esta forma, creas a tu alrededor o, mejor dicho, alrededor de tu Know-How una comunidad de «Seguidores», (en mi caso, como puedes ver en la imagen, de más de 18.700 profesionales) que, sin duda, están interesados en lo que haces como profesional.

Y, lo están, porque lo que compartes les aporta algo que valoran. El concepto «Utilidad» es clave en Linkedin. En redes como Facebook quizá el concepto clave sea el de «Entretenimiento» pero, en Linkedin, una red social profesional, o eres útil o difícilmente generarás marca. Ayudar a terceros a hacer o entender las cosas mejor, es la única forma de generar tu propia marca.

Linkedin Pulse es una de esas herramientas que nos permiten comunicar con nuestras audiencias de forma sencilla. Tampoco es necesario que publiques todos los días, ni siquiera, todas las semanas. Ten en cuenta que los artículos que escribes en Linkedin Pulse, no se pierden como ocurre con lo que compartes desde otros lugares en Linkedin, sino que permanecen en tu perfil de por vida.

Si además cuentas con una cuenta Linkedin Premium, dispondrás de ventajas añadidas que nunca tendrás con una gratuita. Por tanto, escribe de vez en cuando, una vez al mes, una al trimestre, pero escribe.