Linkedin si no compartes no existesImplementar una estrategia que genere oportunidades profesionales en Linkedin, debe incluir el tomar decisiones sobre cuándo y cómo aparezco ante el target directivo que conforman las diferentes comunidades profesionales a las cuales perteneces.

La gran mayoría de usuarios, hablo de más del 90%, no son muy activos en esta red profesional. No crean contenido propio, ni comparten contenidos de terceros relacionados con su expertise profesional.

Si este es tu caso, te pregunto, «si no compartes, ¿cuándo te sitúas ante el mercado potencial que representan tanto tu red de contactos como los grupos profesionales a los que perteneces?» y, tan importante como la anterior, «si no compartes, ¿cómo te va a percibir ese mercado profesional, qué puede saber sobre tí?»

  • Si no compartes, ¿cuándo te sitúas ante tus comunidades profesionales?

La pregunta que te hago es muy simple, y su respuesta también lo es: solo aparezco ante el target directivo ante el que me interesa ganar visibilidad, desarrollar relaciones profesionales y generar oportunidades, sólo, repito, si mi perfil encaja en una de las búsquedas que los miembros de mi red y de mis grupos lleven a cabo.

Desde luego, a esta manera de gestionar la presencia en Linkedin, se le puede llamar cualquier cosa menos «Estratégica». Crear una estrategia en Linkedin, significa en todos los casos, que eres TÚ el que decide la frecuencia en la que quieres aparecer ante el mercado potencial que es tu red de contactos, entendiendo ésta, en sentido amplio: los tres niveles de relación más los grupos profesionales de los que formas parte.

Linkedin si no compartes no existes 4

Por esta razón, una estrategia de generación de oportunidades profesionales en Linkedin, pasa en todos los casos, por disponer de un plan de contenidos, propios y ajenos.

Propios,  para poner de manifiesto ese expertise que ya atesoras y poder moverte a un «nivel demostrativo» y no puramente «informativo». Ajenos, porque aportar valor a tu red, también significa filtrar el contenido sectorial de valor que se publica cada día.

Digamos que tu objetivo número uno en Linkedin, no es solo crear comunidades profesionales, sino generar comunidades profesionales activas, comunidades profesionales que interactúan con dicho contenido, que conversan, que dialogan gracias a él.

Solo las comunidades activas pueden generar oportunidades profesionales, porque solo las comunidades profesionales activas te están escuchando.

  • Si no compartes, ¿qué pueden saber sobre tí, tus comunidades profesionales?

Es, precisamente, el contenido original que eres capaz de generar, el que va a definir tu posicionamiento profesional en Linkedin.

Es este contenido, el que va a demostrar tu saber-hacer, y los beneficios que conlleva entablar una relación profesional contigo.

Es decir, que sin contenido, conviertes una plataforma de marketing personal-profesional, en un mero curriculum online.

Incluso, cuando buscas empleo, es necesario, para hacerte ver en esta «economía de la atención» en la que vivimos, que demuestres el valor que puedes aportar a tus potenciales empleadores.

Generar oportunidades en Linkedin, significa también, generar confianza y, ésto, es imposible si hemos hecho de Linkedin una mera plataforma en la que ser encontrado. Linkedin va de relaciones, de crear, de forma activa, nuevas relaciones para generar nuevas oportunidades.

Puedes decirme, que lo utilizas como una herramienta de networking pero, sinceramente, ¿a cuántos nuevos profesionales puedes ver a lo largo del año?. Trabajando en ello todas las semanas del año, digamos que entre 5 y 8 profesionales a la semana, es decir, redondeando, entre 250 y 400 profesionales por año.

Y es que el networking, aunque eficaz y compatible con la estrategia de contenidos, lo mires por donde lo mires, es una herramienta de corto alcance.

  • Linkedin y la Estrategía de Contenidos

La estrategia de contenidos, te sitúa a tí y/o a tu marca, si eres empresa, ante centenares de miles de profesionales cada año.

Profesionales altamente cualificados, por la facilidad de segmentar y llegar, exactamente, al target profesional que más te interesa. Decidiendo, siempre, la frecuencia de aparición y, sobre todo, la forma en la que quieres ser percibido.

Desarrollando vínculos con tu mercado basados en valor/utilidad, y poniendo de manifiesto tanto las áreas profesionales que dominas, como los beneficios que puedes aportar.

Para darte algunos datos, decirte que la secuencia «Compartición-Difusión-Exposición» multiplica por 10 el tráfico a tu perfil, y no digamos, el tráfico al blog profesional en el que alojas el contenido que generas.

Como puedes ver, la generación de contenidos que aportan valor a tu mercado potencial, al tiempo que dinamizan y mantienen activas a tus comunidades profesionales, únicas capaces de generar oportunidades, te da una visibilidad en el mundo profesional difícilmente igualable por ninguna otra estrategia.

Y es que, invertir, un poco de talento y un mucho de esfuerzo, en crear una identidad profesional individual o empresarial, siempre merece la pena.