Linkedin: ¿informas o demuestras?Linkedin, lo digo siempre, es una herramienta que te permite poner de manifiesto tu expertise profesional ante grandes audiencias profesionales. Todo lo que no sea moverte a ese nivel de «demostración», es infrautilizar la herramienta, y conlleva bajos ratios de conversión del tráfico que recibes en oportunidad profesional.

Si te das cuenta, un gran porcentaje de los perfiles de Linkedin se mueven en un nivel púramente informativo. Se trata de perfiles, en muchos casos, más parecidos a meras tarjetas de presentación, más bien, a veces, de simples curricula que cuentan, con mayor o menor fortuna, que son buenos en esto o en aquello pero que, en ningún caso, demuestran o ponen de manifiesto su saber-hacer profesional.

Hace apenas una semana, en el blog de Linkedin, aparecía un post que hablaba de los diez términos más usados en los perfiles de Linkedin y, curiosamente en España, el más utilizado es «especialista».  Si lo piensas tiene hasta gracia. El 80% de los perfiles se autocalifica de especialista o experto pero, casi ninguno de ellos,  demuestra que lo es, tan solo se limita a decirlo.

  • A través de Linkedin llegas a grandes audiencias profesionales

Lo gran oportunidad que te abre Linkedin, lo dije al principio, es el poder alcanzar a grandes audiencias profesionales. Por este motivo, ahora, se aplica a las personas conceptos que hasta hace poco solo se aplicaban a las empresas: propuesta única de venta, posicionamiento, diferenciación, marca y/0 marketing personal, etc.

Dichas audiencias deberán estar compuestas por el target directivo en el que estás interesado en ganar exposición y desarrollar relaciones profesionales.

Linkedin: ¿informas o demuestras?

Tu primera gran audiencia o comunidad es tu propia red de contactos. No pienses solo en tus contactos directos, tu red, sus tres niveles, está interconectada e intercomunicada, y cada profesional, por supuesto, tiene un valor por sí mismo, pero también por la red de contactos que integra con la tuya.

Tu segunda gran comunidad la puedes generar a través de un Grupo profesional. Cuando creas uno de estos grupos, puedes invitar de forma proactiva y sin restricciones, al contrario que ocurre en el perfil, (dispones, como máximo, de 3.000 invitaciones a conectar), al target directivo que es tu objetivo.

Como sabes, hay grupos creados por particulares con decenas de miles de miembros. Por supuesto, sería ingenuo pensar lo contario, los miembros, en un porcentaje muy elevado, son los directivos ante los que ese profesional quiere ganar visibilidad, desarrollar relaciones profesionales, y poner de manifiesto su profesionalidad y experiencia de cara a generar oportunidades.

Por último, tienes otras comunidades no propias pero afines a tu expertise, grupos profesionales de terceros, en las que también puedes participar y demostrar el control sobre la materia que dominas. Comos sabes, puedes formar parte de hasta 50 grupos Linkedin, con independencia del tipo de cuenta que tengas y, de los subgrupos que quieras, sin límite. Imagina la cantidad inmensa de profesionales de interés a los que puedes llegar.

  • Demostrar tu experiencia profesional

Cuando solo tienes un perfil informativo, solo aparecerás ante estas grandes audiencias, cuando alguno de ellos busque un profesional de tus características…, y te encuentre!!!. No se tú qué piensas pero, yo creo que eso no es una estrategia, sino confiar en la suerte.

Linkedin: ¿informas o demuestras?

En Linkedin, crear, desarrollar y matener vivas tus comunidades, con el objetivo de que se conviertan en auténticos generadores de oportunidades profesionales conlleva, en todos los casos, una estrategia de contenidos.

Es cuando compartes, cuando te sitúas ante esa audiencia objetivo cada vez que tú decides, de la forma que tú decides, y con el contenido adecuado para que te perciban de la forma que tú quieres.

Gran parte de ese contenido será de terceros pero, en Linkedin, si solo compartes contenido de otros, los expertos serán esos otros y no tú. Por tanto, parte del contenido que compartes ha de ser original.

Está claro, que el mejor posicionamiento en Linkedin es el de especialista pero, no basta con decirlo, hay que demostrarlo.

En definitiva, Linkedin es una potente herramienta al servicio de tu promoción profesional. El objetivo es generar nuevas relaciones que se conviertan en oportunidades. Ganar la batalla de la visibilidad, no es suficiente, necesitamos ganar la batalla de la conversión, logrando que la visita se transforme en oportunidad real.

Para conseguirlo, es necesario que te «muevas» no en el nivel de la simple comunicación de competencias y logros profesionales sino que, es necesario que pongas de manifiesto, demuestres, los beneficios que puedes aportar a tus empresas objetivo.

Los perfiles profesionales, tienen también mucho que decir en esta batalla. Aquellos que complementan el texto con Contenidos Audivisuales, son mucho más efectivos a la hora de transformar la visita en oportunidad que aquellos construidos como  un curriculum. Primero, porque se mueven en el nivel demostrativo adecuado, segundo porque, cada vez que comparten, se sitúan ante su mercado objetivo de la manera en que quieren ser percibidos, y tercero, porque al compartir, aportan valor a su red y vinculan ese valor o utilidad con su nombre, es decir, generan marca propia y confianza en que, efectivamente, «saben lo que tienen entre manos».